Usted disculpe…

Este blog va a entrar en periodo de remodelacion, lamentamos los inconvenientes, estamos trabajando para atender mejor a sus sentidos…

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Un toque de luz

El reloj de cuerda, toca su infatigable soneto en clave de tic tac, marcando cadencioso el compás del transcurrir del tiempo.

Hoy alguien llegó, otros se fueron y la lista continua en permanente cambio, para asistir a este salón de baile llamado mundo, en el que parece imposible no salir pisoteado y a la vez divertirse, mientras la vida acompane nuestros cuerpos, que suman uno, conformando un grupo que permanece en movimiento continuo.

El ambiente festivo, se empaña por lapsos inadvertidos para el colectivo frenesí, en los que la alegría queda en suspenso, la celebración individual se interrumpe y la tristeza reina.

Desde ese rincón obscuro que hoy comparto, quiero repetirte y recordarme a la vez, que en otros momentos similares, siempre ha aparecido al menos un pequeño toque de luz, que acuna la esperanza, en donde nace una ilusión que nos recuerda que pronto, estaremos mejor.

Publicado en personal | Etiquetado | Deja un comentario

Escuela para soñadores

Celajes propios de una despejada tarde de noviembre, escenografía natural de un paisaje exhibido a través del marco de una ventana, habitante de un espacio diseñado para aprender.

Risueño grupo delatado por la algarabía, de sufrir las emociones que provoca conocer algo nuevo, invadidos del sentido de pertenencia a un sitio que apenas tenían cinco minutos de ocupar. Risas nerviosas, perfecta compañía para la espera del maestro, reconocido como el mejor de la materia.

Gentes diferentes, en edades, creencias, pensamientos y mas cosas, todos orgullosos miembros de la promoción, que recién arrancaba el aprendizaje, en la afamada escuela de soñadores.

La puerta dócilmente dobla sus bisagras, permitiendo el ingreso de un venerable señor, con varios años a cuestas, caminar solemne, sin prisa alguna, ocupa el espacio reservado para el encargado de impartir la cátedra.

Por enésima vez, vivía el momento de aquella primer lección, repetida incontables ocasiones y que no obstante su uso, seguía sin gastarse y tan útil como siempre. Invadido por la misma sensación que lo acompañaba por años, eran ya contados por miles los alumnos que pasaron por su clase, bajo el mismo metodo.  Los aventajados al graduarse crearon ideas, las volvieron realidad y se convirtieron en responsables de cambios que impactaron al mundo, conduciendolos al éxito personal que hoy se les reconoce, en todas partes. El maestro permanece en el mismo sitio, del salón de la afamada escuela.

El primer movimiento tras saludar al grupo, con un sencillo buenas tardes, única frase expulsada por sus labios en toda la tarde.  Entregó a cada ocupante de los espacios individuales que atiborran el salón de clases, una hoja en blanco, un lápiz con afilada punta y un buen borrador al otro extremo. Para luego sentarse en su sitio y concentrarse en la lectura de un libro. Las atónitas miradas no lograron ningún cambio en la escena, pasaron los minutos la lección no varió en un ápice.

El transcurrir de los días, no produjo variaciones en la actitud de la cátedra, varios escritorios comenzaron a perder a sus iniciales ocupantes, los primeros simplemente dejaron de asistir, otros, se quedaron, pero le perdieron el respeto al silencio, hacían sarcásticas bromas, unos pocos, comenzaron a utilizar lápiz, papel y sin duda el borrador. Al final sólo estos últimos continuaron visitando la para entonces casi solitaria aula. De pronto la clase no tuvo que ver con el maestro, sino con ellos mismos y sus ideas, el salón no fue otra cosa que su propio templo, un espacio para explorar sus ideas, de forma habitual y disciplinada.

El maestro, sin dirigirles la palabra, pareció incitarlos a no llegar, en ocasiones permanecia en el salón, dejando la puerta cerrada por dentro, los habituales no se inmutaron, buscaron hasta encontrar la única ventana sin llave, e ingresaron al salón. Hubo veces en donde el profesor parecía no llegar, pero ellos no faltaban a su acostumbrada lección, ante la complacida mirada de un maestro que desde afuera los veía. El entusiasmo de los asistentes a ésta clase de mutismo aumentaba, al igual que sus apuntes, las hojas, lápices y borradores consumidos.

El viejo catedrático pidió un día las tachadas hojas, con sorpresa las entregaron los alumnos sin chistar, las retornó al día siguiente con observaciones particulares, en ningún caso escribió algo que descalificase las ideas planteadas.

En el momento que lo creyó oportuno, se dirigió a su pequeña audiencia y les dijo: “Los sueños son algo muy propio, al igual que la vida, dejar de pensar es derrochar la oportunidad de permitir crecer nuestras ideas. Vencerse por dificultades, sin importar lo grandes o pequeñas que parezcan, olvidando que son sólo dificultades superables, los aleja de sus sueños y su personal realización. Pero aún venciendo esas dificultades, acompañados de la mejor idea jamás inventada,  no pueden considerarse graduados. Para un verdadero soñador la graduación viene cuando ven su sueño cumplido y entonces la satisfacción será insuperable, salgan al mundo y graduense mis queridos soñadores”

El maestro no dijo mas y tampoco lo necesitó.

Publicado en personal | Etiquetado , | 1 Comentario

¿Emprendo el viaje?

Una pequeña y frágil criatura se aferra nerviosa, a la mano mayor que envuelve amorosamente la suya.  Mas con incertidumbre, que con angustia, enmarcada en la inocencia que toda mirada infantil refleja y que lamentablemente se pierde en algún momento de transición, en el viaje de la niñez a la adolecencia, observa.

Hay un paso que debe dar, sin atreverse, escucha con atención a la voz que con ternura y paciencia, va respondiendo todas sus dudas, inquietudes como:

– ¿Estas seguro que me van a querer?,
– No sólo te van a querer, te amarán intensa e inmensamente.
– Pero. ¿Cómo sabran lo que quiero, no hablamos el mismo idioma?
– Es verdad que al principio les costará entenderse, pero veras como muy pronto llegaran a conocerte, serás para ellos un libro abierto y aunque creas que si, no podrás ocultarles nada, por mas que transcurra el tiempo.
– ¿Y si hago alguna cosa mal y dejan de quererme?
– Vas a hacer muchas cosas mal, algunas pequeñas, otras no tanto y mas de alguna vez se reflejara tristeza en sus rostros, pero el amor que tendrán para ti, jamas va a extinguirse, crecerá y crecerá.
– ¿Estás seguro que debo ir?
– Debes y cuando lo hagas hazme un favor
– ¿Cual abuelito?
– Dile… hazle saber a tu padre, amándolo con todo tu corazón, que yo sigo velando por ellos, que mi vida en la tierra dejo de ser, pero mi amor vive y los acompañara siempre, tan vivo como tu que en minutos nacerás, regalandoles una permanente felicidad, que hasta ahora no conocen y que solo un padre experimenta.

Con un beso se despidieron, un fuerte llanto rompió el silencio de la sala de operaciones, para los doctores era un parto mas, mientras un nervioso papá conmovido hasta el alma, tomaba la mano de su compañera de vida y recién estrenada mamá.

El cielo se iluminó con una sonrisa, que ellos no percibieron, pero que todo el tiempo ha estado justo allí.

Publicado en personal | 1 Comentario

Rie payaso, tan solo rie

En la soledad de su casa rodante, un hombre apaga la tristeza con un amargo cafe e intenta incendiar la soledad, difuminandola a traves del humo del cigarro que le ocupa manos y boca.

No disfruta compañía humana alguna, es tímido y la interacción uno a uno le genera una incomodidad indecible.

Su niñez y adolescencia acompañada de muy poco tiempo para relajarse y gozar de la experiencia de ser niño. Bajo la estricta vigilancia de un padre que le exteriorizó su amor en forma de disciplina, pero con cero caricias y contacto humano, en una casa carente del aporte materno. Hace veinte años que no le ve, cumple apenas treinta y cuatro.

Disfruta de paseos nocturnos, acompañado por el sonido de los grillos, de una poca luz y de las sombras de objetos que asemejan descansar, en espera del nuevo día.

Se siente invisible al resto de la gente, salvo cuando está en el centro de una pista circense, bañado por completo, de la iluminación provocada por reflectores y fulgurantes miradas, que parecen no fijar su atencion en algo distinto a el.

Se rodea de risas, logra el efecto que muchos quisieran poder crear, aunque sea alguna vez. Con mayor o menor intensidad, consigue siempre noche a noche, de pueblo en pueblo, que los estallidos de risa aparezcan. Regala instantes de alegría, enmascarado bajo la armadura compuesta por maquillaje, traje vistoso y nariz roja.

Cuando sale de escena regresa también a su mundo, el real, en donde le espera la soledad y un cartel pegado a su puerta con una imagen propia de forzada alegría, que parece recordarle cada día, provocándole un pesar difícil de digerir, el irónico mensaje de ríe payaso ríe.

Publicado en personal | 3 comentarios

Siento que lo siento

La inquietud, conquista de a poco el territorio de un cuerpo que dicen domino, me identifica y pertenece.

Extraña sensación, empieza débilmente y cobra fuerza hasta convertirse en una necesidad insaciable, que se adueña de los momentos en que puedo y debo dedicarle tiempo y sentimiento a esa devoción perturbadora.

Angustia gratificante en un proceso unido a sufrimiento, pasiones y satisfacciones, reunidas todas en un salón, adornado con el insomnio que yo mismo provoco.

El primer signo aparece, bajo el disfraz del intermitente bosquejo de una idea, con tenacidad propia va tomando forma y fuerza, hasta ser capaz de darle vida y sentimientos a inexistentes seres, que sin embargo termino queriendo entrañablemente.

No se cuanto tiempo demorare en esta aventura nueva, pero se que ya empezó y estoy irremediablemente embarcado en ese velero que dirijo y que espero llevar hasta el puerto que aun no conozco. Al que todos llaman el final de una novela y que deseo desde ahora que ni siquiera nace, disfrute plenamente quien decida regalarme su tiempo en leerla.

Publicado en personal | 1 Comentario

Si yo te contara…

…Las mil ideas que deseo expresarte y los pocos caminos que encuentro para lograrlo. Te hablara de las oportunidades que una vez pasadas, descubrí perdí o las veces que quise algo y nunca obtuve, por simplemente no atreverme a pedir o a intentarlo al menos.

Tendría que narrarte mi vida, sin editar ni una escena sola, describiendo cada minuto, incluso aquellos que invertí en dormir, pues entonces también soñé y descarte en forma que hoy me parece increíble, ideas potenciales que murieron asesinadas por mi propio olvido, en complicidad con la desidia de no haberlas anotado en el momento que surgieron.

Debería también enumerarte las veces contadas por miles, que la vida regalome situaciones que no merecía y sin embargo disfrute al máximo, con el plus de la sorpresa, aumentando el inmenso placer y el fuerte caudal de otras sensaciones, todas deliciosas. Las incontables situaciones en que externamente parecí seguro, mientras por dentro morí de inseguridad, venciendo el miedo interior que impedi me dominara, quedándome la satisfacción de intentarlo, obteniendo el premio a ganar la dura pero no imposible batalla, contra ese rival que de aliado natural intempestivamente convierto en enemigo, que vive conmigo y acompaña siempre, pues no es otro que yo mismo, mas otros premios que acompañaron a los logros que alcancé, tras vencer esa lucha interna. Las peripecias vividas por buscar metas y caminos que otros calificaban de imposibles, regalandome satisfacciones inmensas, que aun hoy continúan brindando recuerdos bonitos e imborrables.

En esa interminable novela, inescribible y menos leible aun, pues implicaría, pedirte perder tu propia vida, oportunidades y sueños por tratar de descifrar los míos, tarea absurda y necesariamente descartable. Intento resumir mi mensaje dibujandolo en las siguientes ideas:

a) No mires con desdén ningún instante, pues puede que la mirada descuidada, te impida ver la oportunidad que quizás tienes tan cerca.

b) Intenta buscar en ti lo que realmente quieres. Es una reflexión que merece la inversión del tiempo que requiera y cuando encuentres la respuesta , enfoca tus fuerzas y esfuerzos en lograrlo. El camino no sera necesariamente corto y sin problemas, pero he allí justamente la perfección de la vida y su disfrute.

c) Jamás escatimes en luchar y aprende a confiar. En ocasiones para aquel que verdaderamente se esfuerza, aparecen soluciones provenientes de una fuerza superior que parece premiar tus acciones y que al menos yo le llamo Dios.

d) Nunca olvides agradecer a las personas y a la vida, pues vas a recibir sin duda mucho de mucha gente. Ayuda cuando puedas y cumple los compromisos que asumas sin regatear ningún esfuerzo, pero ten en cuenta que no es posible cumplir con todo lo que la vida te ofrece y por ende conoce tus limitaciones y di no cuando la misión sobrepase tus limites.

e) Disfruta tus triunfos, saborealos, pero no los sobre valores, cada segundo que transcurra los va convirtiendo en pasado y siempre hay que vivir el presente.

La ultima idea que comparto es que, una obligación pienso tenemos, a cambio del regalo que implica la aventura de existir y no es otra que ser felices, sin dañar a nadie y actuando bien, pues la felicidad que no va acompañada de paz interior nunca llega a ser legitima.

Que alcances tus sueños y que algún día, a generaciones que aun no habitan este mundo, les puedas decir… si yo te contara…

Publicado en personal | Deja un comentario